Campamento Catrico de Lanco: invisible a los ojos de autoridades y de la historia

La historia del Campamento Catrico de la comuna de Lanco no es nueva, se remonta  hace más de 20 años; desde entonces sin soluciones, las familias se siguen sumando a la abandonada franja de ferrocarriles, evidenciando esta pandemia las precariedades de su subsistencia.

“Invisible a los ojos de las autoridades y de la comunidad” así describe Mónica la situación del campamento que hasta ahora y con más de 20 años de existencia, no ha tenido respuestas para soluciones habitacionales y hoy mucho menos a una problemática mayor, que en este contexto sanitario de pandemia se agrava: la falta de agua potable.

Junto a otros vecinos y familiares, han sido diversas personas que se han volcado a la ayuda de estas familias, primero desde el mes de marzo haciéndolos parte de la Olla Común levantada en la Población 22 de Mayo y luego con una serie de acciones casi silenciosas para apoyar durante el invierno: construcciones precarias, falta de calefacción, falta de insumos básicos, se suman a la permanente falta de iluminación eléctrica del sector que además suma otro problema, la inseguridad y la proliferación de basurales al amparo de la oscuridad, acción de gente del área urbana de Lanco que sume a estas familias en otro problema sanitario.

Esta semana el grupo de vecinos gestionó el préstamo de un estanque de agua de 6 mil litros con un privado, pero un impase no permitió que se pudiese llenar el estanque, tampoco lo podía hacer Bomberos, por lo que tal como indica Mónica buscan pronto se de solución.
Diversas autoridades han pasado y nunca se ha dado solución a este sector que es efectivamente propiedad de la Empresa Ferrocarriles del Estado que una vez más deja en abandono sus franjas; aunque el emplazamiento es también a las autoridades de turno que en medio de esta pandemia, y a sabiendas de las exigencias sanitarias no han articulado que estas 25 familias cuenten con el vital elemento, básico para enfrentar con las mínimas condiciones una pandemia. Se hace necesario entonces preguntar ¿qué ha hecho el Concejo Municipal en torno a una situación grave en términos sanitarios, más aún en contexto de pandemia?

Consultada en torno a la situación sanitaria y en el contexto que vivimos, la Seremi de Salud Regina Barra fue clara “ el Reglamento 41 vigente desde el 2019, establece que todo sistema de abasto de agua potable mediante camiones Aljibe, debe contar con Resolución Sanitaria. Para ello los municipios – entre ellos la Municipalidad de Lanco- deben hacer llegar a esta Seremi sus respectivos proyectos”

Cabe preguntarse entonces, ¿por qué ante esta emergencia sanitaria por la que atraviesa el país, no se ha realizado este trámite tan importante para un sector que se particularmente afectado y que, de ocurrir allí un contagio, nos repercutiría a toda la comunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: