Decretan arresto domiciliario para imputado por muerte de joven en Panguipulli

Cerca de las 20.30 horas de este lunes y tras una extensa audiencia, el juez de garantía de Panguipulli, Felipe Muñoz, decretó la medida cautelar de arresto domiciliario total para el carabinero identificado como J.G.I, que dio muerte al malabarista Francisco Martínez Romero el pasado viernes, a quien imputaron el delito de homicidio simple. En ese sentido, el magistrado argumentó su decisión señalando que los antecedentes del caso confirman la tesis de homicidio simple emanada desde Fiscalía, tomando en cuenta que «el último disparo (del carabinero) no está amparado por el derecho». Al respecto, el juez sostuvo que al ser el último tiro el que produjo la muerte del malabarista, en circunstancias en que este iba cayendo al suelo, el oficial «pudo atenerse a la norma solo con evitar el último disparo».
En esa línea, tanto el abogado particular de la familia como el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) anunciaron que apelarán a la decisión, buscando la prisión efectiva del imputado. En tanto, el tribunal fijó en cuatro meses el plazo para la investigación. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: