Empresas eléctricas entregarán $10 mil a los usuarios que se cambien a los medidores inteligentes

Finalmente la polémica por los medidores inteligentes tendría una salida con beneficios para los usuarios, luego de que la ministra de Energía, Susana Jiménez, anunciara que su cartera llegó a un acuerdo con tres empresas de distribución eléctrica, Enel, Grupo Saesa y Chilquinta, para entregar un pago por los medidores antiguos.

De acuerdo a la secretaria de Estado, las empresas pagarán 10 mil pesos a los propietarios de los aparatos que sean cambiados por los dispositivos inteligentes.

“Han aceptado el llamado voluntario de generar incentivos para que la modernización energética llegue cuanto antes a los hogares chilenos con una mejor calidad de suministro. Esto se traducirá en el pago de $10 mil a cada propietario de medidores antiguos que esté dispuesto a cambiarlos por los medidores inteligentes”, indicó Jiménez.

Además, la ministra informó que con esta medida se beneficiará a más de “2,4 millones de hogares” que hagan el cambio en el país.

Cabe destacar que CGE no está dentro de los firmantes del acuerdo, ya que en el pasado aseguraron que “la compra a los propietarios de los medidores actuales no es la solución de fondo a las inquietudes que plantea esta tecnología”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: